FELITIA es una plataforma que
te ayuda a ser más feliz
equilibrando tus cuatro cuerpos
Login
Mi cesta ( 0 ) vacío

Ningún producto

Envío gratuito! transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (tasas incluídas)
Total envío: (sin IVA) Envío gratuito!
Total (tasas incluídas)
Continuar la compra Ir a la caja

BE WATER MY FRIEND (pero que sea de mar)


EL AGUA DE MAR


El 65% del cuerpo de un adulto está compuesto de agua, sí, pero agua salada, o sea, agua de mar isotónica (rebajada).

"Somos realmente agua" pero no agua dulce, sino agua salada, como todos los fluidos corporales, sudor, lágrimas, orina (eso dicen), o el mismo líquido amniótico. No hay que olvidar que todos los organismos vivos han surgido del mar.

Cuando uno de los principales fabricantes de automóviles a través de Bruce Lee, nos invitaba a "sé agua, amigo" (Be water my friend), poco nos imaginábamos que en verdad gran parte de nuestro organismo está efectivamente compuesto de agua de mar. 

Las propiedades del agua de mar son casi desconocidas para la humanidad. En nuestra vida diaria, necesitamos alimentarnos con diversos nutrientes diferentes para realizar correctamente nuestros procesos metabólicos.

Estos nutrientes se encuentran TODOS en el agua de mar. La sopa marina contiene los 118 elementos de la tabla periódica de los elementos, (entre ellos los que nos conservan la vida), en grandes proporciones.

Aquí tienes la proporción.

Cada litro de agua de mar está compuesto por 965 cc de agua, ácidos nucleicos, ADN, aminoácidos esenciales, proteínas, grasas, vitaminas, minerales, fitoplancton, zooplancton –krill/omega3–, huevos y larvas de peces, cadenas de carbono, y un largo etc…

Uno de los animales más grandes del planeta, (el más grande es la ballena azul con 33 metros de largo), es la ballena de Groenlandia o ballena boreal (Balaena Mysticetus) de 18 metros de longitud y 100.000 kilogramos de peso.

Vive durante toda su vida alimentándose exclusivamente de agua de mar y minúsculos crustáceos llamados "krill", con mucho contenido de lípidos como el Omega 3.

Se cree que algunos especímenes pueden alcanzar los 200 años.

El cuerpo necesita pequeñas cantidades de minerales para sobrevivir. Para hacernos una idea, más de 300 enzimas diferentes en el cuerpo dependen exclusivamente de uno solo de ellos: El MAGNESIO (primera carencia al salir la vida del mar).

Eso significa que aunque tomemos suficientes carbohidratos, proteínas o vitaminas en nuestra dieta diaria, si no consumimos minerales en la cantidad suficiente estaremos desnutridos, sin posibilidad de transportar electricidad (electrolitos), no se producirá la regeneración (mitosis) y nuestro cuerpo continuará teniendo hambre celular.

La hormona grelina transmite la sensación de hambre, y la hormona leptina la sensación de saciedad.

Si no tomamos minerales en cantidad y variedad suficiente, la hormona grelina no cortará la señal de hambre y continuaremos comiendo hasta que nos volvamos obesos.

Y es conocido que la obesidad conlleva posibilidad de diabetes.

Pero eso no queda ahí, el neurólogo David Perlmultter expone en su obra “Cerebro de Pan” que el Alzheimer se trata de una forma especial de diabetes. Con lo que existe una relación factible entre obesidad-diabetes-Alzheimer.

¿PARA QUÉ BEBER AGUA DE MAR?

El agua de mar puede beberse hipertónica (tal cual se encuentra en el mar y en pequeñas cantidades) o isotónica (rebajada).

El agua de mar isotónica se compone de 2 partes de agua de mar por 5 partes de agua dulce.

Beber cantidades de agua de mar isotónica con cierta periodicidad permite al organismo recuperar los minerales perdidos y cortar la sensación de hambre.

Un detalle muy importante: el agua de mar es alcalina, con un pH de 8,2/8,4. Con lo que su ingesta también es beneficiosa en este aspecto. Cuanta más, mejor.

El científico ganador de un premio Nobel en 1931, Otto Heinrich Warburg, postuló que en un cuerpo suficientemente oxigenado (a través de la actividad física o de la respiración consciente), y en un medio predominantemente alcalino, las enfermedades tienen muchas menos posibilidades de desarrollarse.

De ahí la importancia de la mal llamada dieta alcalina, (puesto que no es una dieta, sino una forma de organizar la alimentación diaria para que nos beneficie al máximo).

Cuando acidificamos nuestro organismo, el pH de la sangre tira del ion Calcio, ( Ca+) de huesos, dientes, uñas, etc provocando osteoporosis y acidosis en nuestro cuerpo. Beber agua de mar con un pH de 8,2 o embotellada, es una buena forma de mantener al cuerpo en una saludable proporción alcalina.

Para aquellos que aún no hayan leído nuestro artículo, “Posible origen de todas las enfermedades”, ahora es el momento de hacerlo, puesto que es esencial conocer que la sangre humana tiene un pH de 7.365 y debe permanecer constante con nuestra ayuda.

LOS PIONEROS

A la derecha tenemos a René Quinton (1867 – 1925), fisiólogo y naturalista francés y gran defensor de los usos terapéuticos resultantes de la ingesta del agua de mar.

De hecho, tal es su compatibilidad con el cuerpo humano, que en algunos momentos de la historia, el agua de mar ha servido como sustituto del plasma sanguíneo. Previa experimentación en perros, el agua de mar isotónica ha sido utilizada en diversos periodos de guerras como sustituto del plasma sanguíneo, difícil de reemplazar en los hospitales de campaña.

Para ese menester es necesario diluir el agua de mar puesto que en ella se encuentra 36 gramos de sales por litro, y en la sangre humana solo encontraremos 9 grs. por litro.

Para todos los interesados por ampliar la información sobre estos experimentos consulten la vida y obra del francés René Quinton, el cual trabajó durante toda su vida para divulgar los efectos beneficiosos del agua de mar en la salud humana.

Sus propiedades son variadas, todos hemos visto señoras al borde de mar dejando que las olas masajeen su pantorrillas. Es bueno para la circulación y para las varices comentan. Deberían saber que se están realizando una diálisis purificadora a través de la ósmosis entre la piel (la queratina de la epidermis) y el agua de mar. O sea, sus pantorrillas y tobillos están expulsando toxinas al agua de mar.

Pero también cura algunas enfermedades dermatológicas de la piel, como urticarias y la piel irritada de las nalgas de los bebés.

Se dice que permanecer relajados un máximo de 30 minutos en una bañera a la que previamente se le ha añadido agua tebia a 37 grados y 2 kilos de sal, ayuda a limpiar impurezas de la sangre y representa una ayuda extra a riñones e hígado.

Más tiempo es peligroso puesto que se puede producir la ósmosis inversa y entrar sal en los riñones, lo que no es conveniente puesto que tendrá que trabajar más para eliminarlo.

Esto nos da que pensar si el causante del efecto beneficioso que las señoras mayores sienten, es realmente el oleaje marino o la absorción de los beneficios del agua de mar a través de la piel. Muchas personas utilizan agua de mar para lavarse los dientes junto con bicarbonato, puesto que tiene un profundo efecto bactericida y alcalinizante. Incluso se dice que ayuda a rebajar la placa si se realizan gárgaras con ella 5 veces diarias.

Testimonios de todo el mundo cuelgan vídeos en YOUTUBE para plasmar su experiencia con agua de mar para tratar su artritis reumatoide.

Para conocer en profundidad de qué manera el agua de mar puede ayudar a personas con múltiples dolencias, es imprescindible leer el libro del Dr. Ángel Gracia Rodrigo “La dieta del Delfín”.

Pero no es la única, el autor de esta obra ha escrito varias ventajas más compartiendo su experiencia con sus seguidores, que le permite disfrutar a sus 84 años de un estado de salud física, pero también una lucidez mental, francamente envidiable.

Desde estas líneas agradecemos al Dr. Ángel Gracia su predisposición a disponer de su tiempo con todos los interesados en conocer las bondades del líquido elemento y por honrarnos con un ejemplar dedicado, cuya amena lectura no deja a nadie indiferente.

CONSEJOS PARA CONSEGUIR AGUA DE MAR

Si alguien quiere recoger agua del mar directamente en alguna de nuestras costas, y no tiene posibilidades de acceder a una embarcación con el fin de adentrarse un poco en mar abierto, se recomiendan los siguientes pasos:

- Buscar lugares alejados de núcleos urbanos para evitar salidas de desagües o canalizaciones de aguas fecales.

- Adentrarse dentro del mar sin cometer imprudencias. No por avanzar un metro más se encontrará un agua mejor.

- Recoger el agua de mar desde la cintura, así evitamos posibles contaminaciones del agua que está en la parte superior (con riesgo de contaminación por aceites o hidrocarburos) o en la parte inferior (más arenosa debido al oleaje).

Hoy en día puede encontrarse agua de mar en muchos comercios naturistas que la venden filtrada previamente o sin filtrar (los puristas la recomiendan sin filtrar), pero además existen muchos “dispensarios” de agua de mar en cada vez más ciudades.

Un dispensario es un lugar en el cual voluntarios han abastecido de agua de mar mediante garrafas o botellas de plástico para que todas las personas que no tengan acceso a la costa, puedan tener acceso a ella.

Aquí tenéis un link que contiene dispensarios en todo el mundo .

Otras posibilidades del agua de mar son:

- 1. Cocinar con agua de mar

Incorporar el agua de mar a la elaboración gastronómica no es simplemente salar con un producto natural que no provoca hipertensión.

Al usarla para cocinar, sumamos a nuestro plato una cantidad muy grande de minerales que realizan infinidad de funciones en nuestro organismo y que aportan tonalidades en boca muy diferentes a las ya conocidas.

Vigilad con la cantidad en arroces y sopas, puesto que puede quedar muy salado.

- 2. Riego de plantas con agua de mar

La sal de cocina común se utiliza para "quemar" un terreno donde no queremos que crezcan malas hierbas. En cambio, utilizar agua de mar para regar es un hecho común en islas pequeñas con vegetación frondosa pero donde apenas llueve.

¿Cómo es eso posible?

En lugar de venir desde arriba como la lluvia, el agua de mar para regar tiene que venir desde abajo, desde la capa freática. Creando una capa freática con agua de mar se mantiene el subsuelo húmedo o también se puede ir adaptando las plantas a la salinidad del agua de mar (como puede ser la acelga), cultivándolas en un suelo que tenga la capacidad de drenar el exceso de sales, de esta forma conseguiremos resultados muy positivos.

- 3. El agua de mar y el ganado

Se comenta que los animales que pastan tranquilamente cerca del mar se benefician de dos factores muy importantes.

El primero es que la atomización del agua de mar del oleaje contra las rocas, produce un mayor índice de humedad relativa que es respirada por los animales. El agua de mar nebulizada es muy positiva para efectuar un trabajo interior pulmonar bactericida, con lo que por ejemplo esas vacas no necesitan ni antibióticos, ni vacunas, ni hormonas para evitar enfermedades. Esas explotaciones son mucho más rentables.

El otro efecto positivo es que ese mismo agua de mar nebulizada se va aposentando contra el pasto y las rocas creando pequeños grumos de sal que las reses lamen con verdadera fruición, asegurándose así un aporte extra de minerales en su organismo via estomacal.

Parece que con el agua de mar todo son ventajas...

 Volver a Cuerpo Físico