felitia es una plataforma que
te ayuda a ser más feliz
equilibrando tus cuatro cuerpos

 Buscar en Felitia
registro / login
Mi cesta ( 0 ) vacío

Ningún producto

Envío gratuito! transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (tasas incluídas)
Total envío: (sin IVA) Envío gratuito!
Total (tasas incluídas)
Continuar la compra Ir a la caja

EL SEXO COMO MONEDA DE CAMBIO

 

 

Cada vez necesitamos comportamientos sexuales más extremos para excitarnos (y excitar a nuestras parejas). Parece que lo "de siempre" ya no vale, que es aburrido, pasado de moda...

Y, por otra parte, cada vez más personas se ven obligadas a practicar sexo promiscuo con otros para ser socialmente aceptadas, y que no digan que no son gente cool (enrollado/as).

Aún en contra de sus valores, creencias, o apetencias del momento... todo el mundo lo hace ¿porqué yo no?

La pregunta a  hacerse es:   ¿me siento cómod@ haciéndolo?

¿Vale la pena complicarse tanto?

Si la respuesta es no, evidentemente te aconsejamos no hacerlo. Otra cosa es que disfrutes haciéndolo, en cuyo caso nada que decir. Pero no lo hagas por obligación.

Esta "desesperada necesidad" de ser aceptad@ por los otros, y de encontrarnos sexualmente (sea cual sea el precio emocional a pagar), provoca problemas psicológicos a diferentes niveles. 

De los 14 a los 18 años en los institutos es la época más peligrosa, momento difícil en el que los padres no se enteran de casi nada, y los adolescentes actúan motivados por la curiosidad y un sentimiento "transgresor", que ha llevado más de un disgusto.

 

EL SEXO Y LA AUTOESTIMA

Anita Moorjari sobrevivió a un coma terminal. Durante dicho coma tuvo una especie de "revelación", en la que fue consciente de la raíz que había motivado su dolencia. Despertó diciéndole a todo el mundo que su cáncer linfático se lo había provocado ella misma con su nula capacidad para amarse. Todo esto lo escribió en un libro llamado "Morir para ser yo". Al volver del coma empezó a quererse y sobre todo a respetarse.

Su caso está documentado científicamente. En 3 semanas todos sus tumores habían desaparecido y ahora ella explica su experiencia a todo aquél que quiera escucharla.

"Love yourself like your life depends on it, because it does"

(O sea, ámate a ti mism@ como si tu vida dependiera de ello, porque depende de ello).

Hasta ese punto los mecanismos inconscientes de nuestra mente afectan a nuestro cuerpo físico.

Entonces, si una persona utiliza el sexo como moneda de cambio para conseguir la aceptación y la atención temporal de las personas que le rodean, tarde o temprano sentirá que el frío abrazo del vacío existencial tomara posesión de su vida, haciéndola enfermar. Se ve que si no te respetas a ti mism@, las consecuencias pueden traspasarse también a la esfera de la realidad material, provocándote una enfermedad psicosomática.

Eso ocurre también a toda persona cuyos comportamientos en todo ámbito le produzcan baja auto-estima.

CHICAS CARROUSEL

Hoy en día los jóvenes adolescentes practican juegos tan machistas, y peligrosos para la salud humana como el del “Muelle”, (también llamado "La Ruleta").

Los chicos se sientan en sillas dispuestas en círculo y las chicas los montan sexualmente. ¿La gracia? pierde el que se corre antes.

El índice de embarazos no deseados es altísimo. Parece que una parte considerable de chicas jóvenes de hoy en día sólo quieren machos-alfa, seres poco evolucionados, pero dominadores, “tipos duros” que las maltratan psicológica o físicamente.

Pasan de uno a otro, diciéndose a sí mismas "que mala suerte tengo con los hombres". No pueden evitar caer una y otra vez en el mismo tipo de maltratador, en el mismo patrón de conducta.

Relaciones en las que los sentimientos afectivos sólo están presentes muy al principio de la relación, que suele terminar de mala manera después de muchos años de maltratos, amargura, peleas y vejaciones de todo tipo. Con suerte, esas chicas consiguen terminar con una o varias parejas de este tipo. Se han plantado en la treintena sin pareja, sin hijos, (muchas sin trabajo) y con mucho miedo a la interactuación con el sexo masculino. Muy deterioradas a nivel físico y con heridas psicológicas de todo tipo.

Pero ¿por qué no pueden separarse antes de esa pesadilla que las hunde? Veamos que opinan los expertos:

“Hay personas que, cuando se dan cuenta de que están en una relación tóxica que les genera sufrimiento y dolor, se apartan aunque sea con tristeza o frustración. Pero hay muchas otras que (desesperadas por amor como un adicto en busca de su dosis) se quedan esperando que la relación cambie y se ajuste a la que tienen en su fantasía/recuerdo. Se aferran con desesperación a cualquier señal, a cualquier indicio que les permita seguir adelante con la ilusión. Son amores en los que cuesta renunciar a la ilusión de que será posible lograrlo aunque la realidad evidencia con fuerza lo contrario.

El miedo a la soledad, inseguridad o culpa son algunas de las razones por las que minimizan el desamor o el descuido del otro para no tener que tomar la decisión de irse, o han naturalizado el dolor y el maltrato emocional porque es lo que siempre han vivido y no les parece tan grave. Es decir que tienen una hipertolerancia al dolor emocional y sólo se dan cuenta cuando caen en una profunda depresión o cuando enferman físicamente”

Maria Jesús González, Psicóloga

Una vez consiguen separarse de su maltratador, estas mujeres intentan encontrar un “carapadre”.

Preferirían un pirata como pareja, pero terminan escogiendo un maestro para tener hijos o criar a los suyos, (por lo de la estabilidad de la crianza y de la economía).

6 años después, se van de su lado con sus hijos a otra parte porque se aburren. La familia se rompe, él queda destrozado y ambos terminan siendo personas aisladas, solitarias, ... muchas veces se tornan personas desequilibradas puesto que ese tipo de vacío existencial proporciona el desequilibrio absoluto.

CHICOS DESORIENTADOS

Hoy en día existe tanto despiste y dispersión en el tema del sexo que ya no se sabe donde termina la libertad y donde comienzan las prácticas que confunden a las personas. 

Prácticas como el "Bondage", (sadomasoquismo suave tipo 50 Sombras de Grey o duro, el Brojob, (sexo homosexual entre hombres heterosexuales), el "perreo" en las discotecas para menores, o como el mismo Muelle, hacen creer a los chicos que el sexo es algo que se puede conseguir fácilmente, o que debes ser realizar prácticas "diferentes" para triunfar.

Pero quizá cuando vamos creciendo nos vamos dando cuenta que el sexo con la persona que deseas realmente no es tan sencillo de conseguir. Pero cuando se tiene, entonces todo tiene que ser consensuado sin dar nada por hecho, ni tener ninguna obligación de hacer algo que no se desea.

Pero los mass media nos llenan la cabeza con cosas raras e hipersexualizan a la población, de ahí el gran auge de la prostitución, y el consumo de pornografía online. Pagar por tener relaciones sexuales reales o virtuales, se ha convertido en algo habitual entre la juventud y entre hombres y mujeres de todas las edades.

"A pesar de que hoy en día hay más libertad sexual que nunca y quizás los hombres jóvenes tengan el acceso más fácil al sexo en la historia, esta generación vive en un mundo de inmediatez: todo tiene que ser rápido, aquí y ahora, y el sexo no es excepción. La prostitución encaja con esta filosofía que exige un placer rápido sin consecuencias ni compromisos"

Marta Arasanz, psicóloga

Quizá sea una forma rápida de desahogarse ante la hipersexualización social y los estímulos que nos llegan de todas partes, pero lo que está claro es que a la larga acentuará el vacío existencial que te provoca la falta de una relación verdadera.

CONCLUSIÓN

Primero debemos ir al principio de este artículo, o sea nos tiene que quedar grabado en la mente que sólo somos una parte, una polaridad que anhela acoplarse con esa otra polaridad.

En nuestro interior todos sabemos que sin la otra polaridad (sea cual sea), estamos incompletos. El origen de la frustración es la ausencia de la polaridad contraria, así que debemos dedicarnos a buscar, encontrar, cuidar y conservar esa otra persona cuando la encontremos y no abandonar la relación a las primeras de cambio porque en verdad no tenemos ni idea si volveremos a encontrar alguien como él/ella.

Así que: mucho respeto entre seres humanos, olvídate de practicar cosas raras si realmente crees que sólo ensucian tu mente y bajan tu autoestima, y disfruta de cada instante que estés junto a la persona a la que deseas de verdad.

Quién sabe si el día de mañana la echarás de menos.

Volver a los artículos de LA SOCIEDAD Y EL SEXO

Comentarios de los usuarios 

No hay comentarios todavía

Danos tu opinión sobre este artículo

Debes estar registrado para poder comentar