FELITIA es una plataforma que
te ayuda a ser más feliz
equilibrando tus cuatro cuerpos
Login
Mi cesta ( 0 ) vacío

Ningún producto

Envío gratuito! transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (tasas incluídas)
Total envío: (sin IVA) Envío gratuito!
Total (tasas incluídas)
Continuar la compra Ir a la caja

LOS MUSULMANES Y EL ALMA

LOS MUSULMANES Y EL CONCEPTO DEL ALMA

 

Ya hemos visto que para los musulmanes, el alma se identifica con la palabra Nafs.

El nafs de algo es lo que es en sí esa cosa o, mejor dicho, aquello con lo que se identifica a sí misma o con lo que se la identifica, (la palabra árabe Nafs se emplea en el lenguaje corriente para el concepto de mismo) es su identidad, su consciencia, su esencia única e intransferible.

En su raíz, significa aliento, respiración, y en estos sentidos es una vida concreta, una persona ... no es algo relacionado solamente con Al-làh, sino que cada individuo tiene su propia Nafs independiente (más se parece al significado de "alma" que al significado de "espíritu" (rúh).

Los musulmanes creen que el alma controla la acción de todos los sentidos externos. ¿Cómo?

A través de su conexión con la facultad pensante del cerebro y la facultad emocional del corazón

Una vez más se distinguen 2 formas diferentes de encarar la existencia, o mediante el cerebro racional, o mediante el corazón-intuitivo

A través del alma, el hombre adquiere conocimiento y percepción de las cosas que no son susceptibles de ser captadas por los 5 sentidos clásicos, oído, tacto, vista, olfato y gusto.

El alma es creada a través del proceso de gestación. La conexión existente entre el alma y el cuerpo deja de existir temporalmente, separándose ambos parcialmente, durante el sueño fisiológico:

“Al-lah se lleva las almas de los seres humanos en el momento de su muerte; y durante su sueño, las de los que aún no han muerto. Y después retiene las de aquellos cuya muerte ha decretado, y devuelve a las otras hasta el plazo fijado. Aquí hay ciertamente Signos para las gentes que reflexionan”. (Al-Zumar, v. 43).

 

LOS ÓRGANOS SENSITIVOS DEL ALMA

¿Es posible que alguna creencia religiosa predique que el alma humana tiene sus propios “órganos” como los del cuerpo físico?.

Pues sí, como ahora veremos, en la dentro de la religión musulmana existe la tradición mística sufí, en la cual el Alma se denomina "Nasma" y se identifica plenamente con lo que en occidente llamamos “el cuerpo astral”.

En esta tradición se postula que ese alma o cuerpo astral dispone también de sus propios “órganos” denominados “ Lataif-e-Sitta”.

Estos órganos psíco-espirituales se encargan de las percepciones sensoriales más sutiles y suprasensibles.

Sus nombres son Nafs, Qalb, Sirr, Ruh, Khalif y Akhfa, “las seis sutilezas”.

LA TRADICIÓN SUFÍ

FELITIA Derviches bailando la SêmaEl sufismo es una corriente mística del Islam, que engloba a unos 50 millones de personas de todo el mundo. Su propósito es inspirar una unión entre los seres humanos y Dios, mediante la elevación del alma a unos estadios más avanzados de conciencia.

En términos aristotélicos, el término NAFS significa ‘alma’, ya sea alma material, por ejemplo el alma vegetal o el alma animal, o abstracta, ya sea las almas de los cuerpos celestiales o el alma racional humana. También significa el alma de los apetitos o carnal, el lugar de las pasiones y la lujuria, es en este último sentido tal y como lo entienden los sufíes.  

FELITIA MevlanaLos sufíes más conocidos a nivel internacional son, sin embargo, los derviches de la Orden Mevlevi que proviene de Mevlana (Maestro) máximo líder espiritual de la orden, y que son famosos por sus danzas giratorias que realizan con el acompañamiento de poesía cantada del Mathnawi, la principal obra del fundador de la Orden, Yalal al Din Rumi (1207-1273).

Mevlana enseñó un método de perfeccionamiento espiritual. Este método incluye tres elementos que trascienden las barreras de la comunicación humana: la música, la poesía y el recuerdo. La combinación de estos tres aspectos tiene lugar en la ceremonia de la danza giratoria (Sema)

En la fotografía del baile vemos a los derviches en la Sema. La Sema, compuesta por siete partes, representa el viaje místico de un individuo hacia Dios. La ceremonia intenta reflejar la naturaleza giratoria de todo lo que se encuentra en la naturaleza, desde las galaxias a los átomos. Mediante la Sema el sufí llega al conocimiento de la Verdad, lucha contra su ego y abraza la perfección.

El fundador de Turquía, el famoso líder carismático General Ataturk, confiscó las posesiones y prohibió el culto sufí al anhelar una Turquía laica y moderna, alejada de los radicalismos islámicos y religiosos en general.

"Mi gente va a aprender los principios de la democracia, de las exigencias de la verdad y las enseñanzas de la ciencia. La superstición debe irse"

Hubo que esperar hasta 1953 para que el Estado turco autorizara de nuevo la realización de la danza derviche. Aunque solo para divertimento de los turistas, no pudiéndose hablar entonces de una Sema en condiciones.

Como ya hemos comentado los diez "Lata’if" o componentes de la creación son las glándulas y los órganos del cuerpo espiritual. Al Alma se denomina "Nasma" y estos órganos psíco-espirituales se encargan de las percepciones sensoriales más sutiles y suprasensibles.  

La misión de la vía mística Sufí es despertar esos centros espirituales de la percepción astral, que son potencialidades dentro de todas las personas.

Derviches girófagos de la rama sufí Mevleví danzando en la ceremonia de la Sêma.

Existen dos posiciones de brazos en la Sema:

1ª Posición brazos cruzados ante el pecho: Unidad ante Dios.

2ª Posición mano derecha arriba, mano izquierda abajo:Lo que recogemos de Dios, lo damos a los hombres, no nos guardamos nada”.

La perfección ideal, llamado "Baqa" por los sufíes, se denomina "Najat" en el Islam, "Nirvana" en el budismo y sijismo, la "Salvación" en el cristianismo, y "Mukhti" o “Moksha” en el hinduismo.

En la foto de la izquierda podemos ver una recreación de sufís conversando alrededor de la "Somat", o mesa del comedor, en la sede sagrada de esta orden en Konia (Turquía).

La purificación del nafs es imposible a menos que se emprenda el camino de la austeridad; se ha dicho ‘Aquel que no lucha duro, no puede nunca alcanzar el tesoro’.  Por eso el hábito blanco derviche corresponde a la mortaja del ego, y el tocado de su cabeza representan tumbas de piedra también para el ego. Aniquilar el YO, sin dejar de estar físicamente vivo es uno de los objetivos primordiales sufíes.

La perfección se alcanza por la práctica regular de la concentración, pasando por tres grados de desarrollo llamados "Fanaa". Fanaa es el término sufí para la extinción.

  • 1. Fana-fi-Shaikh, la aniquilación en el plano astral, (anonadamiento de uno mismo en el maestro, la voluntad del solicitante se funde con la voluntad de su guía espiritual).
  • 2. Fana-fi-Rasul, aniquilación en el plano espiritual, (fusión de la propia voluntad del solicitante con la Voluntad del Santo Profeta).
  • 3. Fana-fi-Allah, la aniquilación en el abstracto. .. (el anonadamiento en Dios, el solicitante no tiene nada de su propia voluntad y todo lo que queda es la Voluntad del Todopoderoso).
Después de pasar a través de estos tres grados, el estado más alto se alcanza en el Bá qi-bi-Allah, la aniquilación de la conciencia eterna, que es el destino de todos los que viajan por este camino.

En la foto superior, recreación de uno de los cuartos espartanos donde vivían los monjes sufís en el monasterio de Konia.

El nombre sufí proviene del árabe "suf" (lana) porque los sufís realizaban voto de pobreza y acostumbraban a vestir ásperos tejidos de lana.

Para terminar esta pequeña introducción al mundo sufí nos ha parecido oportuno reflejar los famosos Siete consejos de Mevlana, una forma de conciliar nuestro ser, con nuestros comportamientos y acciones:


Los Budistas y el alma

Los hinduistas y el alma

Los Egipcios y el alma

'La Wifi de Dios', el libro perfecto para iniciarse en la espiritualidad útil

 Volver a Cuerpo Espiritual