F E L I T I A  es una plataforma que
te ayuda a ser más feliz
equilibrando tus cuatro cuerpos
 Buscar en Felitia
registro / login
Mi cesta ( 0 ) vacío

Ningún producto

Envío gratuito! transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (tasas incluídas)
Total envío: (sin IVA) Envío gratuito!
Total (tasas incluídas)
Continuar la compra Ir a la caja

ORIGEN DE LA PALABRA ESPÍRITU


Hollywood ha conseguido que al escuchar la palabra espíritu, imaginemos todo tipo de entidades que quieren asustarnos.


¿QUÉ ES EL ESPÍRITU?

Nada más lejos de la realidad. La RAE define “Espíritu” como “Ser inmaterial, dotado de razón” o como segunda acepción, “Alma racional”.

Pero ninguna de las dos se acerca al objetivo de intentar definir qué es el "ESPÍRITU" que habita en cada uno de nosotros.

Intentar explicar una entidad que es a la vez racional e inmaterial, es realmente complicado. Pero como de ahí deriva la palabra "Espiritualidad", nos vemos en la necesidad de empezar por aquí.

SIGNIFICADO DE ESPÍRITU

Si tomamos como ejemplo el origen etimológico de la palabra “espíritu” tanto en griego (pneuma) como en latin (spirare), como en hebreo (ruah), como en sánscrito (atman), como en copto egipcio (nife), vemos que todas ellas significan "SOPLO", o "ALIENTO"

que es un espirituEl origen de la palabra "ESPÍRITU", en las 4 religiones mayoritarias del mundo (hinduista, judeo-cristiana y musulmana) está asociada con "soplar", "echar el aliento de vida", insuflar:

Pneuma = Griego Fil. Aliento racional que, en la filosofía estoica, informa y ordena el universo.

Spirare= Latín. Infinitivo presente activo de spīrō que significa literalmente soplar, respirar, vivir.

Spiritus= Latín. Soplo o aliento.

Ruah= Hebreo. Soplo, aire, viento.

Atman= Sánscrito. Significa respiración, aliento, esencia, soplar. ("an", 'respirar'). Hinduismo = “alma espiritual”.

DIFERENCIA ENTRE ALMA Y ESPÍRITU


Por lo tanto el "espíritu" y el "alma" personal, son dos conceptos totalmente diferentes.

Se le llama "espíritu" a la energía que mueve al alma y al cuerpo físico. De la misma manera que la gasolina que mueve un vehículo, no "es" el vehículo, aunque sin ella el vehículo no podría moverse.

De la misma manera, sin el espíritu-gas-energía, nuestro cuerpo no podría "funcionar".

El espíritu es independiente del cuerpo físico y del ser humano que lo transporta. El Alma en cambio, es exactamente la consciencia del individuo. El alma soy yo, mi Esencia. El espíritu es una energía que se me presta para poder ser un ser animado, como la energía eléctrica es necesaria para encender un ordenador.

Analicemos ahora algunas culturas, y su particular definición de la naturaleza del espíritu.

NATURALEZA DEL ESPÍRITU según:

1. CHINA

El carácter chino para "espíritu", es una fusión entre aliento y fantasma.

1. 云 (yύn) se usa preferentemente como "nubes", pero también como "aliento" en expresiones como fumar/vapear.

2. 鬼 (guǐ) significa "fantasma" o "espíritu".

O sea que la palabra hún en chino (espíritu) es una mezcla entre aliento, humo, vapor... (¿casualidad?).

Como veremos a continuación, los vínculos entre "espíritu" y "aliento", se formaron de forma independiente por los pueblos antiguos que en ese momento no tenían ningún contacto real entre ellos.


2. EL PUEBLO JUDÍO

Para la religión judía existen tres aspectos del espíritu, el "Neshamá", el "Ruah" y el "Nefesh".

"Neshimá" es el nombre que se le da a ese "soplo de vida", espíritu o "aliento", (עידוד). Es realmente el aliento de Dios que se nos es concedido para que el cuerpo físico pueda transportar nuestra "consciencia"

Al espíritu o "aliento de Dios", se le concede una independencia de la consciencia de su portador. O sea, aunque está dentro de nosotros, no "es" nosotros, sino el aliento de Dios en nosotros. Para entender mejor la diferencia entre estos 3 aspectos del Espíritu como aliento, según Rav Jaim, la "construcción" del alma humana (o "nefesh" el tercer y último aspecto del "aliento de Dios"), se compara con el soplador de vidrio que da forma a una botella;

"Cuando el aliento de aire todavía está en su boca (la de Dios), antes de entrar en la abertura del tubo hueco, solo podemos llamarlo "neshimah". La segunda naturaleza de ese aliento, cuando la respiración entra en el tubo y continúa como una línea, entonces se llama "ru'ach" (viento). La tercera idea, la menos elevada, es cuando la respiración va del tubo al vaso y se infla hasta que se convierte en un recipiente que se ajusta a la voluntad del soplador de vidrio, luego se detiene el viento y se llama "nefesh", un término de descanso y relajación"

El ru'ach es la conexión entre el nefesh (alma) y el neshamá (espíritu), el tubo que comunica el aliento de Dios al alma humana. El resultado final, el aspecto que sería más "nosotros mismos" (el llamado propiamente alma), es el aspecto del espíritu de Dios llamado "nefesh" que aparece en Bereishis 2:7 dentro de la Torá:

"Y HaShem (el Nombre o Dios) formó al hombre de la tierra y le sopló en la nariz, neshamá viviente; y el hombre se convirtió en un nefesh vivo"

... que en Génesis 2:7 se traduce como:

"Formó, pues, Jehová al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fue el hombre en alma viviente"

3. SUMERIOS

Según el "Libro de Esther", la primera mujer del Adán bíblico fue LILITH, no Eva. La palabra Lilith, proviene del sufijo lil, que significa "viento", "aire" o "espíritu", (espíritu del aire). Cuentan que Lilith abandonó el Edén abandonando a su marido, Adán, (puesto que no quería ser sumisa y yacer debajo de él, sino ser su igual), y se instaló junto al mar Rojo.

Se la representa con el aspecto de una mujer muy hermosa, con el pelo largo y rizado, generalmente rubia o pelirroja, y casi siempre alada. O con una figura tipo vampira o lamia, pues tuvo trato carnal con los demonios.

La enciclopedia británica toma la acepción de su nombre y de su personalidad, de la clase de demonios mesopotámicos llamados LILU (femenino : lilitu). Resumiendo, unos seres espirituales gaseosos negativos o demonios del aire.

4. EGIPCIOS

Shu es el dios del viento, la atmósfera, el espacio entre el cielo y la tierra. Además es el segundo gobernante divino de Egipto después de Ra.

Para los egipcios el aliento de vida, (otra vez) era el puente entre la vida y la muerte, puesto que respirar es el signo de la vida y sin aliento, el ser humano no puede seguir existiendo. Así pues, se daba vida y se resucitaba a las personas y dioses, impartiéndoles el "Aliento de vida" mediante la imposición del "ANKH", la cruz egipcia apuntando a la nariz del faraón/dios/diosa.

NOTA: La fotografía obtenida en el interior del templo de Abu Simbel, refleja esta ceremonia de entrega del aliento dador de vida al faraón Ramsés II.

"Atum, creó al mundo y después un hijo de este llamado Khnum dios alfarero con cabeza de carnero, creó al hombre moldeándolo de barro,[...] pero este hombre no tenía el aliento de vida, elemento que le fue otorgado por la diosa de cabeza de rana, hija de RA y esposa de Khnum, llamada Hekét, diosa de los partos."

5. HINDUISTAS

RIG VEDA

En el hinduismo, el Rig Veda es considerado el más antiguo de los 4 Vedas, textos sagrados escritos entre el 1400 y el 1100 a.c. y pertenecientes al shruti, (conjunto de los conocimientos traspasados directamente por los dioses (devas) a los hombres, y que deben ser interpretados literalmente).

En el Rig Veda encontramos una alusión que nos habla de la importancia que tiene también Brahma como "aliento de vida" relacionado con una 'energía'.

“¿Qué Dios debemos honrar con la oblación?, es el que da el aliento, el que da la energía (…) el que por su grandeza devino el único Rey del mundo que respira y parpadea ”. X 121

De hecho el prâna (aliento) está presente en el aire que respiramos, aportando la energía vital a cada organismo viviente por medio de cada inhalación profunda.

6. CRISTIANOS

LA BIBLIA

De la palabra "spirare", derivan también otras como:

- "Expirar" (el último hálito de vida por ejemplo),

- "Inspirar" (aire, pensamientos o sentimientos positivos a alguien), o;

- "Aspirar".

De la palabra "pneuma" derivan "neumático" (lleno de aire), "neumólogo" (especialista del pulmón), etc.

“ entonces Jehová (Dios), formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”. Génesis 2:7

O sea, que aunque se supone que “Dios” formó al ser humano a su imagen y semejanza, y aunque según aparece también en el Génesis “ vió que estaba completo y perfecto”, hasta que no insufló en su nariz el “espíritu” o “hálito de vida”, el cuerpo estaba inerte, sin vida. Otro ejemplo del libro de Job;

"El Espíritu de Dios me hizo, y el soplo del Todopoderoso me da vida". Job 33:4

En el NUEVO TESTAMENTO aparece como "fuerza engendradora" en Lucas 1, 35 dando paso al otro Espíritu, el Espíritu Santo. El que proviene directamente de Dios.

7. MUSULMANES

EL CORÁN

Parecida a la palabra RUAH hebrea, el islam tiene la palabra RÚH, (espíritu).

"Y te preguntan acerca del espíritu (Rúh). Di: El Espíritu (Rúh) procede de la orden de mi Señor y no se os ha dado sino un poco de conocimiento" - Corán 17:85

“(Allah)… Le dio forma e insufló en él [Adán] el espíritu. Él os ha dotado de oído, vista e intelecto, pero poco es lo que le agradecéis.” [al-Saydah 32:9]

La palabra Rúh aparece en el Corán 22 veces, siempre en singular, puesto que el "Rúh" es algo exclusivo de Al-làh únicamente, el cual Él lo concede a quien quiere (p.ejem: refiriéndose a Adán)...

"Voy a crear un mortal de arcilla y, cuando lo haya formado armoniosamente e infundido en él de Mi Rúh, ¡Caed prosternados ante él!" - Sad, 71-74

En cambio el Nafs de algo es lo que es en sí esa cosa o, mejor dicho, aquello con lo que se identifica a sí misma, su identidad (la palabra árabe Nafs se emplea en el lenguaje corriente para el concepto de 'mismo').

En su raíz, Nafs significa también aliento, respiración, y se corresponde a una vida concreta, una persona individual ... ya no es algo relacionado solamente con Al-làh, sino que cada individuo tiene su propia Nafs independiente.

Entonces esa Nafs se parece más entonces al significado de "alma" que al significado de "espíritu". Rúh si es exactamente la palabra árabe para "espíritu". La palabra ‘aql (razón) proviene de ‘a-qa-la: atar, impedir, limitar, o sea, la razón nos limita o coarta, en principio para un bien nuestro:

"La Rúh insuflada en el primer hombre, puede ser la responsable de expulsar y limitar los bajos deseos debidos al instinto animal y bestial, instaurando la razón (‘aql) y haciendo que ella gobierne y mande sobre los bajos deseos".

Exactamente el mismo significado para unos y otros, lo que manifiesta un origen común para el origen de la palabra “espíritu” en todas las religiones.

8. LOS MAYAS

POPOL VUH

Así narra el libro sagrado de los Mayas la formación después de varios intentos fallidos, de la raza humana, aunque el espíritu no aparece por ningún lado, (todo es muy "científico") curiosamente si lo hace la palabra "aliento" ¿casualidad?


"Tales fueron nuestros primeros padres, tales fueron los cuatro hombres construidos... solamente formados; no tuvieron madres, no tuvieron padres; nosotros les llamamos simplemente Varones. Sin [la mujer] fueron procreados, [...] solamente por Ciencia fue su construcción, [...] Veían todo lo escondido sin antes moverse. Cuando miraban el mundo veían, igualmente, todo lo que existe en él. Numerosos eran sus conocimientos.

Los Formadores, no escucharon esto con placer [...] "¿Cómo obraremos ahora para con ellos? ¡Que sus miradas no lleguen sino a poca distancia! [...] Solamente deshagamos un poco lo que quisimos que fuesen. Entonces fueron petrificados ojos [de los cuatro] por los Espíritus del cielo, lo que los veló como el aliento sobre la faz de un espejo; los ojos se turbaron; no vieron más que lo próximo, esto sólo fue claro. Así fue perdida la Sabiduría y toda la Ciencia de los cuatro hombres" - Popol Vuh Cap. 28


CONCLUSIÓN

"La Creación de Adán" Miguel Ángel Buonnarotti

Sin el "aliento de vida" (espíritu) somos exactamente como un cuerpo humano en coma. Como Adán, inerte, sin poder levantarse, esperando que Dios le toque y le traspase su "aliento de vida-ENERGÍA".

Sin esa energía vital o "elán vital" (Henry Bergson), las funciones corporales permanecerían intactas pero sin señal de actividad interna consciente. O como un ordenador que aunque cuente con todos sus componentes y un sistema operativo recién instalado, aún nadie lo ha enchufado a la corriente eléctrica

En definitiva, el espíritu para nosotros es como la gasolina para un coche. No "es" el coche y sin embargo sin ella no podría funcionar.

Entonces podemos deducir que el ESPÍRITU es:

- Algo externo a nosotros, y lo primero que entra en un cuerpo en el momento justo de la concepción.

- "Insuflado" en forma de gas por un ser superior a nosotros: usualmente Dios.

- Lo necesitamos absolutamente: se nos inocula un "aliento" para que podamos "funcionar" como si fuera nuestra "batería", una energía indispensable para la vida, y es lo último que perdemos al morir (exhalando el último suspiro).

- Modula nuestro comportamiento: hackea nuestra parte animal (instintos), otorgándonos la razón y, posiblemente, el libre albedrío.

El poeta místico Kabir, hijo de padre brahmán hinduista y madre musulmana nos dice:

"¡Oh, Sadhu!, Dios es el aliento de todos los alientos!"

Luis Boleda es el coordinador espiritual de FELITIA GLOBAL COACHING®, instructor en Mindfulness y autor del libro "La Wifi de Dios"



¿QUÉ ES EL ALMA?

HINDUISTAS Y EL ALMA

BUDISTAS Y EL ALMA

'LA WIFI DE DIOS', El libro perfecto para iniciarse en los misterios de la mente y el alma

 Volver a Cuerpo Espiritual

Comentarios de los usuarios 

No hay comentarios todavía

Danos tu opinión sobre esta página

Debes estar registrado para poder comentar