FELITIA es una plataforma que
te ayuda a ser más feliz
equilibrando tus cuatro cuerpos
Login
Mi cesta ( 0 ) vacío

Ningún producto

Envío gratuito! transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (tasas incluídas)
Total envío: (sin IVA) Envío gratuito!
Total (tasas incluídas)
Continuar la compra Ir a la caja

Siempre toca. La tómbola del Cáncer, ¿evitable?

 

* Mapa mundial de consumo de cigarrillos

Una sociedad inteligente por lógica debería estar compuesta por personas inteligentes. También existe algo llamado "el instinto de supervivencia", que técnicamente se llama CONATO, (del latín conatus) y se define como:

"Inclinación innata de la materia o la mente por continuar existiendo".

El conato puede referirse a la «voluntad de vivir». Y los filosofos griegos lo asignaron al instinto de conservación del hombre y las bestias, en sentido general.

No podemos decir que no conozcamos los riesgos que comporta el tabaco, y aún así a la mayoría de los fumadores ni se nos pasa por la cabeza dejar un hábito que sabemos perfectamente que ya ha matado 50 millones de personas en los últimos 10 años. Muy cerca de las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, pero sin que se le dé la misma importancia.

Sólo en España en el año 2012 se detectó un pico de muertes debido al tabaquismo. Ese año murieron 60.456 personas, lo que nos da una media de 166 personas al día. Imaginemos que cada día murieran en España 166 personas en accidentes de tráfico, seguramente la cifra nos escandalizaría.

¿CUÁL ES LA TENDENCIA?

España es el 9o país del mundo en el consumo de cigarrillos per cápita. Eso no sorprende puesto que fue de los últimos países del planeta en permitir fumar en restaurantes, bares, trenes y aviones. El 25% de todas las muertes de hombres que se producen en España son debidas al tabaco.

Existe un organismo llamado International Agency for Research on Cancer, con sede en Lyon, y dependiente del WORLD HEALTH ORGANIZATION. El Dr. Chirstopher P. Wild hizo estas sorprendentes declaraciones en 2014...

"En los próximos 20 años habrá un 80% más de cánceres en el mundo" - Dr. Christopher P. Wild, director del IARC. La Vanguardia 17/03/2014

Pero evidentemente, no todos los cánceres son debidos al tabaco. Llevamos varios años viendo como los oncólogos cada vez le dan menos importancia a la carga genética como elemento precursor para desarrollar algún tipo concreto de cáncer.

Aunque dispongamos del gen de un cáncer concreto, esa predisposición marca sólo una tendencia, no una condena cierta. Y sobre todo no tiene nada que ver con la lotería, como nos quieren hacer creer.

CAUSAS DEL CÁNCER SEGÚN LA IARC

Desarrollar una enfermedad cancerosa o no, irá en función de dos factores (abajo indicados) en un porcentaje del 85%, (sólo el 15% restante dependerá de la carga genética y otros factores por determinar y aún no descubiertos).

Según éste organismo internacional, las causas más comunes de desarrollo de una enfermedad tumoral cancerosa son:

  • La exposición medioambiental en nuestro entorno a sustancias o elementos cancerígenos (como por ejemplo; trabajar en un sitio donde se fabrican pesticidas, entornos laborales con mucho radón, manipular uralita, entre otros).
  • El estilo de vida, (activo o sedentario, nuestra dieta, porcentaje de estrés, comportamientos de riesgo como fumar, beber, drogarse, etc).

 “EL 50% de los cánceres en todo el mundo podrían preverse si se implementaran correctamente los conocimientos que tenemos en la actualidad
Desde el IARC se identifican los factores ambientales (también llamados “Agentes”) que pueden aumentar el riesgo de cáncer en humanos. Estos incluyen:



Productos químicos.

Mezclas complejas.

Exposiciones ocupacionales.

Agentes físicos.

Agentes biológicos.

Factores de estilo de vida.

Lo que entra por la boca.


Los organismos nacionales de salud pueden utilizar esta información como apoyo científico para sus acciones para evitar la exposición a carcinógenos potenciales.
Cuando el IARC detecta un posible agente cancerígeno, grupos interdisciplinarios de investigadores desarrollan un protocolo para determinar la veracidad o no de esa sospecha determinada.


Desde 1971, más de 900 posibles agentes han sido evaluados, de los cuales más de 400 han sido identificados como cancerígenos, probablemente cancerígenos, o posiblemente cancerígenos para los seres humanos.
Dada la importancia de una de sus últimas notas de prensa, denunciando la falsedad del artículo publicado debemos explicar que, contrariamente de lo publicado de forma sorprendente en la revista Science y que ha sido objeto de amplia difusión en noticiarios y redes digitales, ningún porcentaje de cáncer es atribuible a lo que los autores del controvertido estudio, llamaron “mala suerte”.
Parece inconcebible que al consejo de redacción de esa influyente revista le haya podido parecer pertinente incluir el "estudio" en cuestión en su lista de publicaciones.

En dicho estudio la pareja compuesta por los doctores Cristian Tomasetti y Bert Vogelstein, pretendían demostrar que el cáncer es debido en al menos un 70% a “la mala suerte”, (Bad luck"), debido a mutaciones en la replicación del ADN en las células no-cancerosas.
Si esa conclusión fuera cierta, nada de lo que nosotros pudiéramos hacer podría evitar contraer cáncer, lo que claramente sería un mensaje muy descorazonador.

"Nuestros resultados sugieren que solo un tercio de la variación en el riesgo de cáncer entre los tejidos es atribuible a factores ambientales o predisposiciones heredadas. La mayoría se debe a la "mala suerte", es decir, mutaciones aleatorias que surgen durante la replicación del ADN en células madre normales no cancerosas"

Esta conclusión claramente manda un mensaje descorazonador del tipo ¿Y si el cáncer fuera inevitable?. Conociendo la gran importancia que tiene la prevención y el trabajo diario de buenos hábitos en la prevención del cáncer, este tipo de mensajes son una forma de decirles a la gente "haced lo que queráis, de todas maneras cuando os toque, nada evitará que tengáis cáncer".

QUIERO UNA SEGUNDA OPINIÓN
Lo único que el estudio demuestra es que un porcentaje de cánceres están motivados por una mala replicación del ADN, pero de ahí a asegurar que el culpable es "la mala suerte" va un mundo.
Una replicación incorrecta del ADN también tiene que ver con el tamaño de los telómeros de las células por ejemplo, y es bien conocido que los telómeros de las células pueden mantenerse largos haciendo meditación, entre otras cosas.
Por ejemplo una de las quejas del IARC es que el controvertido estudio publicado en Science afecta solo a residentes en Estados Unidos, así que si el lector de España o Latinoamérica había decidido no dejar de fumar animado por el "curioso" estudio (en el que una misteriosa “lotería tumoral” influye más que las 7.000 sustancias que tiene cada cigarrillo), que sepa que quizá no tenga validez en su país.
No en vano, ya hace muchos años que está demostrado científicamente que el estilo de vida de cada país influye seriamente.



INCIDENCIA GEOGRÁFICA DEL CÁNCER
Un ejemplo: 
- Incremento del cáncer colono-rectal en Japón (en los últimos 20 años se ha multiplicado por 4).
CAUSAS SEGÚN LOS AUTORES DEL ESTUDIO: “La mala suerte”
CAUSAS SEGÚN EL IARC Y EL GASTROENTERÓLOGO DR. SHINYA (el autor de "La enzima milagrosa")

“No” dicen estos expertos, el cambio a peor es debido a los nuevos hábitos en la dieta alimentaria de los japoneses (que cada vez adoptan más costumbres occidentales negativas, como la comida rápida o procesada, (en lugar del sushi/sashimi y las algas) y el consumo exponencial de lácteos.
La sociedad japonesa sólo empezó a tomar leche en las escuelas después de que los americanos quisieran lavar su mala conciencia (justo posteriormente del lanzamiento de las dos bombas atómicas), enviando toneladas de leche en polvo al finalizar la Segunda Guerra Mundial.
Es un hecho conocido que los asiáticos son intolerantes a la lactosa, con lo que no les hicieron ningún favor.

Todo eso pesa mucho más que la tómbola del cáncer propuesta por los investigadores publicados por la revista Science.
Según el Director del IARC, el doctor Christopher Wild:

“Concluding that ‘bad luck’ is the major cause of cancer would be misleading and may detract from efforts to identify the causes of the disease and effectively prevent it”

(Concluir que la “mala suerte” es la mayor causa de cáncer (70%) sería engañoso y puede restar valor a los esfuerzos para identificar las causas de la enfermedad y efectivamente prevenirlo).

Además, los expertos de la IARC identifican varios errores de forma en el propio informe. A partir de ahora, proporcionamos la traducción literal del IARC del inglés de su nota de prensa número 231 para que quede clara entre los profanos a la materia, la postura de uno de los organismos punteros del mundo en la investigación oncológica:

“Estos informes incluyen puntos “extraños” como el énfasis que los autores del estudio en cuestión, ponen en los cánceres muy raros (por ejemplo, osteosarcoma, meduloblastoma) que juntos conforman sólo una pequeña contribución a la carga total de enfermos por cáncer.

 El informe también excluye, debido a la falta de datos sobre ellos que se aprecia, tipos comunes de cáncer para los que la incidencia difiere sustancialmente entre poblaciones y en el tiempo. La última categoría incluye algunos de los cánceres más frecuentes en todo el mundo, por ejemplo los de estómago, cuello uterino y de mama, cada uno de ellos se sabe están asociados con infecciones, estilo de vida y factores ambientales.

 Por otra parte, el estudio se centra exclusivamente en la población de Estados Unidos como medida de riesgo de por vida. La comparación de poblaciones diferentes, habría arrojado resultados diferentes.

 Aunque ha sido durante mucho tiempo claro que el número de divisiones celulares aumenta el riesgo de mutación y, por lo tanto, de cáncer, la mayoría de los cánceres más comunes que se producen en todo el mundo están estrechamente relacionadas con las exposiciones ambientales y de estilo de vida"

En principio, por tanto, estos tipos de cáncer se pueden prevenir; basándonos en los conocimientos actuales. Casi la mitad de todos los casos de cáncer en todo el mundo se puede prevenir. Esto se sustenta en la práctica, por la evidencia científica rigurosa, que muestra disminuciones en la incidencia de cáncer después de las intervenciones preventivas.

" Los ejemplos notables incluyen caídas en las tasas de cáncer de pulmón y otros cánceres relacionados con el tabaco después de las reducciones en el tabaquismo y la disminución de las tasas de carcinoma hepatocelular entre las personas vacunadas contra el virus de la hepatitis B. Las lagunas de conocimiento que quedan en la etiología del cáncer no deben ser simplemente atribuidas a la "mala suerte" - Dr. Christopher P. Wild


Y la nota sigue: 

"La búsqueda de las causas debe seguir a la vez que la inversión en medidas de prevención para aquellos cánceres de los que se conocen factores de riesgo.

 Esto es particularmente importante en las zonas más desfavorecidas del mundo, que se enfrentan a una creciente carga de cáncer con recursos de los servicios de salud limitados"

 


CONCLUSIÓN: no es "mala suerte" lo que provoca cáncer, sino comportamientos y hábitos de riesgo que provocan una replicación incorrecta de las células de nuestro ADN.

Para todos aquellos que deseen empezar su lucha personal preventiva contra éste poderoso enemigo, les recomiendo lean detenidamente el artículo más importante de los contenidos del Cuerpo Físico . "Posible orígen de todas las enfermedades".
Volver a los artículos de Tóxicos por la boca