felitia es una plataforma que
te ayuda a ser más feliz
equilibrando tus cuatro cuerpos
Login
Mi cesta ( 0 ) vacío

Ningún producto

Envío gratuito! transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (tasas incluídas)
Total envío: (sin IVA) Envío gratuito!
Total (tasas incluídas)
Continuar la compra Ir a la caja

AMENAZAS A LA VIDA SEXUAL


Muchos problemas sexuales tanto en el hombre como en la mujer, vienen motivados por causas psicológicas y emocionales, no propiamente físicas.dispareunia

Por un lado existe mucho desconocimiento del propio cuerpo y de sus reacciones automáticas, motivadas por el Sistema Nervioso Autónomo Simpático (el acelerador, malo para el sexo) y el Para-simpático (el freno, bueno para el sexo).

De esta manera, muchas disfunciones sexuales como la anorgasmia, o la impotencia sexual, tienen un origen psicológico más que fisiológico. Para excitarse, usualmente primero hay que relajarse... (tomándote un vino, por ejemplo).


Por otro nos encontramos con sentimientos que anulan nuestra sexualidad, como la vergüenza, la ansiedad, el estrés, el remordimiento o la culpa.

También podemos encontrarnos con experiencias negativas del pasado, traumáticas o no, que nos marcan e influyen en el devenir de futuros encuentros sexuales con nuestras parejas.

Otros problemas, aunque tienen un carácter propiamente físico, pueden venir también condicionados por emociones o traumas psicológicos, como la dispareunia, la anorgasmia o el vaginismo, motivados por el miedo, la pérdida de un ser querido, o la falta de respeto hacia tu pareja.

DISPAREUNIA (COITO CON DOLOR)

Experimentar dolor no deseado durante las relaciones sexuales, es altamente incapacitante en la actividad sexual. A nadie le gusta sentir dolor en ningún momento de la vida, y menos cuando debería estar disfrutando.

En este punto, recordemos que, hablando de sexo, lo contrario del placer no es dolor, sino indiferencia o insensibilidad.

Por ese motivo, la dispareunia es aún más frustrante, no tan solo no se puede sentir placer (estímulo positivo), sino que además, se siente dolor, (no insensibilidad que de por si ya sería bastante grave).

La persona afectada empieza a practicar conductas evitativas del sexo, lo que hace que la experiencia sexual de su pareja sea desastrosa. El riesgo de ruptura es evidente, y si además no existe comunicación de las verdaderas causas, el varón puede interpretar que ya no es deseado por su pareja.

ANORGASMIA

El sexo como actividad lúdica placentera, se pensaba que era una actividad extremadamente rara en la naturaleza.

Se creía que solamente el ser humano tenía actividad sexual sólo por placer. Posteriormente, se ha ido descubriendo que no es así.

Hasta las ratas de laboratorio sienten placer si les hace cosquillas, y emiten una especie de risita inaudible para el oído humano. Los bonobos, los monos carablanca, leones, pumas y leopardos, son ejemplos de disfrute del sexo entre animales con motivos no-reproductivos.

Los macacos japoneses copulan por puro placer, observándose “respuestas orgásmicas femeninas” en el lenguaje corporal y gestual de las hembras. Además el sexo oral es una herramienta utilizada en primates, hienas manchadas, cabras y ovejas, además de en guepardos, leones, murciélagos de la fruta, e incluso en osos marrones.

Eso significa que el orgasmo realmente es un instrumento de recompensa para que la reproducción sexual sea algo gratificante, asegurando así la continuidad de la especie.

Por ese motivo, la imposibilidad de alcanzar el orgasmo es especialmente estresante para las mujeres, puesto que les arranca una forma de experimentar el placer absoluto y les priva de la generación de hormonas como la oxitocina, que ayuda a unir y a afianzar bioquímicamente las relaciones de pareja a través de su función como neuro-transmisor.

Sin la generación de la llamada “molécula del amor”, durante el orgasmo, el parto, y la lactancia, seguramente no se puede “querer” tanto a una persona, o al propio recién nacido. Eso reafirma la certeza de que los sentimientos tienen una parte “química” importantísima. La hormona oxitocina tiene un rol fundamental en la generación de confianza y generosidad, entre personas. Hay personas que caen bien por que saben tocar a la gente de la forma adecuada y con respeto.

"Es importante entender que, si bien la oxitocina puede ser el centro de la evolución del cerebro social en los mamíferos, es parte de un sistema muy complejo. Parte de lo que hace es actuar en oposición a las hormonas del estrés, y en ese sentido la liberación de oxitocina hace que te sientas bien, ya que las hormonas del estrés y la ansiedad hacen que no te sientas nada bien"

Patricia Churchland

Estudios recientes demuestran que los autistas tienen un déficit importante de la hormona oxitocina.

La oxitocina está presente en múltiples actividades de la actividad sexual, como la erección del pene, la eyaculación, el embarazo, las contracciones uterinas, pero también en la eyección de leche materna, el comportamiento maternal, la vinculación entre personas, el estrés y seguramente muchas más.

VAGINISMO

A través de una contracción involuntaria de los músculos de la vagina, se produce una imposibilidad en conseguir la penetración.

Es literalmente imposible poder acceder al interior de la vagina puesto que se cierra totalmente, aunque el resto de respuestas sexuales (deseo, excitación, lubricación sean correctas). Los hombres no deben sentirse rechazados, puesto que se trata de un acto totalmente involuntario y no deseado.

Uno de los problemas más graves que se produce en una mujer con vaginismo es la anticipación del dolor, la ansiedad generada por el daño físico que previsiblemente sufrirá la persona afectada.

La pareja sexual de una mujer con vaginismo debe ser extremadamente sensible al aspecto psicológico de su pareja, asegurándose que ésta entienda que no intentará consumar el coito durante la relación sexual.

En caso contrario, la persona con vaginismo tenderá a vivir las relaciones sexuales con un estrés insoportable, incluso llegando a cerrar las piernas en todo momento para evitar el contacto.

Nadie debería estar obligado a mantener relaciones a menos que sean absolutamente deseadas y placenteras. La ayuda de un especialista será necesaria en todos los casos.

Fuentes:

Zoo Biology– “Fellatio in captive brown bears: Evidence of long-term effects of suckling deprivation?”

National Center for biotechnology Information- The orgasmic history of oxytocin: Love, lust, and labor

Volver a los artículos de Trastornos FÍSICOS incapacitantes de la actividad sexual