felitia es una plataforma que
te ayuda a ser más feliz
equilibrando tus cuatro cuerpos

 Buscar en Felitia
registro / login
Mi cesta ( 0 ) vacío

Ningún producto

Envío gratuito! transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (tasas incluídas)
Total envío: (sin IVA) Envío gratuito!
Total (tasas incluídas)
Continuar la compra Ir a la caja

FALTA DE DESEO SEXUAL (II): ¿TODO ESTÁ EN LA MENTE?

DESEO SEXUAL HIPOACTIVO (TDSH)

 

El TDSH oficialmente se define como;

“Deficiencia o ausencia de fantasías y deseo de actividad sexual".

En la mujer y también cada vez más en muchos hombres, éste trastorno puede presentar los siguientes síntomas:

 

  • Reducción significativa en la frecuencia de los pensamientos sexuales.
  • Una disminución notable en iniciar intimidad.
  • Esquivar los intentos de la pareja para tener relaciones sexuales.
Llevar mucho tiempo sin hacer el amor es el peor "killer" (asesino), del deseo. "Cuanto menos se hace menos ganas se tiene".

Generalmente la falta de deseo sexual es debida a varios tipos de causas globales físicas que ya vimos en el artículo "FALTA DE DESEO SEXUAL (I): CAUSAS FÍSICAS", y a las causas psico-sociales que pasamos a enumerar:

 A. CAUSAS PSICO-SOCIALES

  • El estrés es una de las causas más importantes de la falta de deseo sexual.
  • La tendencia a la depresión.
  • Malas experiencias previas con parejas sexuales exigentes.
  • La menopausia y la disminución en la síntesis de hormonas sexuales (testosterona) que provoca.
  • Haber sufrido una pérdida reciente o lejana en el tiempo y no superada, (defunción de un familiar, despido, abandono o infidelidad de la anterior pareja...).
  • Medicamentos tales como antidepresivos (ISRS, Tricíclicos), antihistamínicos, PROSCAR, píldoras anticonceptivas, etc).
  • No llevarse bien con la pareja provoca que la libido no tenga cabida entre discusión y discusión. Una "mala racha" basta para cortar el deseo.
  • No respetar a la pareja, descubrir que no tiene el nivel intelectual/físico/espiritual que en principio se había creído, no ayuda a desearla físicamente.
  • No llegar al orgasmo o no disfrutar durante el acto sexual, provoca apatía y conductas de evitación de las relaciones sexuales
  • La rutina de siempre hacer lo mismo y de la misma manera a nivel sexual acaba por imponer la tiranía del aburrimiento.
  • Creer que la pareja no sabe cómo hacernos disfrutar provoca frustración y si además no hay comunicación, (explicar lo que nos gusta/disgusta), termina siendo un muro imposible de salvar.
  • Una baja auto-estima, o un nivel de exigencia físico excesivo con uno mismo, inhibe las ganas de ser admirado o deseado por alguien, así como el miedo al rechazo, o el no estar cómod@ con el propio cuerpo

Si creemos que nuestra pareja no sabe cómo hacernos disfrutar, (ni quiere aprender), nos provoca frustración, y si además no hay comunicación en temas sexuales, intentar explicar lo que nos gusta/disgusta, termina siendo un muro imposible de salvar. Utiliza la asertividad.

Como ya hemos comentado, llevar mucho tiempo sin hacer el amor es el peor "killer" del deseo. "Cuanto menos se hace menos ganas se tiene". Además del "secuestro" de uno de los miembros de la pareja por los hijos, que provoca el olvido y la exclusión pasional del otro miembro de la pareja.

La presencia constante a nuestro alrededor de los hijos, sobretodo en pisos pequeños con paredes de "papel de fumar" que debe obligar a la pareja a "buscarse la vida" y encontrar espacios en común libres de ruido, para poder intimar y no ver apagada la llama de la pasión para siempre.

Desarrollemos alguna de las causas más comunes en el mundo de la pareja de falta de deseo sexual:

 

1. CAMBIOS EN EL ASPECTO INTELECTUAL

Una frase que escuchamos mucho, “la inteligencia es sexy”, tiene mucho que ver con el respeto a la pareja.

Si en lugar de evolucionar unidos, la pareja se estanca e involuciona en sus intereses conjuntos, aficiones, hobbies, lecturas, ... lo más seguro es que el otro miembro se dé cuenta y empiece a aburrirse, sobre todo cuando ese estancamiento quede reflejado también en la actividad sexual.

Y no hay nada menos afrodisíaco que no respetar a tu pareja.

Si ya no existen intereses o afinidades intelectuales más o menos comunes entre los dos, quizá pueda darse el caso de que uno de sus miembros incluso deje de respetar al otro.

Eso la coloca en un nivel distinto, inferior, y poco a poco, la persona se va separando de ella, tanto intelectual como físicamente.

El respeto tiene que ser mutuo y ambos deben realizar un esfuerzo por comprometerse con los deseos y pulsiones sexuales del otro.

 Las causas de perderse el respeto mutuo pueden ser variadas:

- Criterios diferentes en la educación de los niños, en los que uno siempre tiene que hacer de malo y el otro siempre se lleva las medallas, o cuando esas decisiones no son compartidas y no se toman en consideración las decisiones de uno de los cónyuges acerca de la línea a seguir en la educación del niño. Eso provoca distanciamiento a muchos niveles entre los miembros de la pareja, entre ellos el físico.

- La incapacidad de tomar decisiones importantes, (delegación por omisión): la sumisión total al otro en la toma de decisiones en temas menores/importantes. Si no se tiene un criterio propio es muy posible que para la pareja sólo seas un elemento más de la decoración de su vida. Y eso crea codependencia, lo que provoca que se convierta una relación tóxica, no una relación sana.

- Dejar de tener interés en la propia educación o mejora personal como individuo. Dejar de evolucionar, de interesarse por un@ mism@ o por todo lo que a un@ le rodea. Todo esto puede ocasionar que la pareja piense que no eres “sexy”.

- Desinterés por lo que la pareja pueda aportarnos intelectualmente, la falta de la capacidad de sorprender, nos hace aburridos, y puede provocar falta de deseo a la otra persona. A nadie le gusta salir a cenar con personas aburridas.

 

2. LA RUTINA Y LOS CAMBIOS EN EL DESEO

Las cosas que llegan con facilidad (Tinder), o que creemos que ya son "nuestras para siempre" (matrimonio), tienen tendencia a aburrir sexualmente hablando.

De la misma forma en que nos aburriría comer nuestro plato favorito todos los días de nuestra vida, también puede llegar a aburrir el sexo con la misma persona, sobre todo si no se lucha contra la rutina en las relaciones sexuales.

Y por definición, no se puede “desear” lo que ya se tiene. Si creemos que nuestra pareja nunca nos dejará, no la desearemos.

Así que es mejor no ser predecible, que nadie crea que nos tiene "hasta que la muerte nos separe". Eso destruiría el deseo. De hecho, al respecto existe un curioso experimento que está incluido en el libro "SEX2: la ciencia del sexo". En él se explica el llamado "EFECTO COOLIDGE" en ratones. En resumen:

"El periodo refractario es el periodo comprendido entre que el macho de una especie ha terminado su eyaculación, y el momento en que vuelve a estar preparado para tener otro acoplamiento sexual (erección). Pues bien, en el caso de los ratones de laboratorio, ese periodo refractario se reduce un 25% de media, si la siguiente cópula se produce con un ejemplar hembra diferente del primero"

La explicación evolutiva es la siguiente: Existe una posibilidad de que la primera hembra ya se haya quedado embarazada, por lo tanto, si el ratón no espabila, es posible que otro ratón macho pueda embarazar a la siguiente hembra, perdiéndose así la posibilidad de esparcir su carga genética en otra camada.

Este efecto puede reproducirse científicamente tantas veces como se desee. Si eso marca una pauta genética e instintiva en humanos es algo que está por ver, pero el efecto Coolidge explicaría en parte la promiscuidad masculina. Aunque por otra parte, el ser humano posee libre albedrío...

Sobre todo, es altamente recomendable no hacer siempre lo mismo y de la misma manera e introducir nuevos elementos y argumentos de vez en cuando al hacer el amor con tu pareja. Sal de la rutina, y si eres poco pro-activo/a, demuestra que de vez en cuando puedes salir del papel autoasignado y sorprende llevando tú el timón. No esperes que te lo hagan todo. Participa tú también proporcionando placer a tu pareja.

De otra forma el sexo será como un trámite, similar a tener que ver una película policíaca que ya has visto una y otra vez y de la que te sabes el argumento, quién es el asesino y cómo y en qué momento lo pillan.

A la tercera vez que alguien te obligara a ver la misma película, serías capaz de llamar a los bomberos para que te sacaran del cine.

Si además le añadimos que no tenemos la auto-estima alta, se provoca un cisma en el deseo de nuestra pareja.

Porque eso se nota. Nadie va a respetarte sino te respetas primero...

Hasta aquí nuestro artículo, pero las causas del un deseo sexual hipoactivo, no siempre son psicológicas. Si aún no lo has leído, el artículo, FALTA DE DESEO SEXUAL: CAUSAS FÍSICAS, puede que sea de tu interés.

EL SECUESTRO DE TU SEXUALIDAD

¿QUÉ QUIERO DE TI?

¿QUÉ ES EL TANTRA SEXUAL?

¿Te interesa saber si eres una persona 100% equilibrada?
Aquí tienes un TEST GRATUITO para saber si dispones del suficiente equilibrio en tu día a día...

 

4 cuerpos, 12 preguntas por cuerpo. En 5 minutos tendrás pistas sobre aquello que puede estar provocando desequilibrio en tu vida.

PARA ADQUIRIR EL PROGRAMA FELITIA GLOBAL COACHING®, ES PREFERIBLE IR DIRECTAMENTE AL APARTADO "TIENDA CURSOS" DEL MENÚ PRINCIPAL
Volver a los artículos de Trastornos PSICOLÓGICOS incapacitantes de la vida sexual

Comentarios de los usuarios 

No hay comentarios todavía

Danos tu opinión sobre este artículo

Debes estar registrado para poder comentar