F E L I T I A  es una plataforma que
te ayuda a ser más feliz
equilibrando tus cuatro cuerpos
 Buscar en Felitia
registro / login
Mi cesta ( 0 ) vacío

Ningún producto

Envío gratuito! transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (tasas incluídas)
Total envío: (sin IVA) Envío gratuito!
Total (tasas incluídas)
Continuar la compra Ir a la caja

LOS ANTIÁCIDOS: DEMASIADOS RIESGOS

Tomar antiácidos durante un par de días por un problema puntual, no entraña ningún riesgo para la salud.

El problema es que en la actual sociedad creemos que las pastillas van a solucionar todos nuestros problemas, así que nos auto-medicamos sin leer los prospectos.

Enumeremos algunos de los efectos secundarios a corto plazo de tomar antiácidos de forma crónica:

- Envenenamiento por ingesta de aluminio,

- Demencia y anemia por déficit de vitamina B12,

- Osteoporosis, diarrea, estreñimiento, eccemas en la piel (dermatitis varias), cansancio crónico, insomnio, ansiedad,

- Mareos al levantarse de golpe, cara pálida (anemia), encías sangrantes y molestias en la punta de la lengua, así como dolores musculares crónicos.

Así que ese "par de días" se convierte en meses, incluso, años.

La ingesta de medicamentos de todo tipo (para dormir, para "animarnos", para la garganta, para el estómago, los laxantes, para respirar mejor, para el dolor...) que nos auto-recetamos sin pasar por un médico, se vuelve crónica.

¿Cuál es el problema? Todos salen en los anuncios de televisión, no pueden ser malos...

En ese momento los fabricantes se lavan las manos de lo que nos ocurra, puesto que en los prospectos ya se indica que no se pueden tomar más de 4 meses seguidos. ¿Pero quién se lee los prospectos?. Nadie.

En ese momento, las molestias en lugar de ir a menos, van a más, puesto que hemos cronificado la ingesta de unas medicinas que no estaban diseñadas para ser ingeridas durante tanto tiempo.

RIESGOS DE LOS ANTIÁCIDOS A LARGO PLAZO

Antes de tomar antiácidos debes descubrir si tus molestias estomacales o "reflujo gástrico", son ocasionados por FALTA DE ÁCIDO en tu estómago (HIPOCLORHÍDRIA), o por EXCESO DE ÁCIDO  (HIPERCLORHÍDRIA).

En caso de HIPOCLORHÍDRIA, (poco ácido clorhídrico), los medicamentos antiácidos AGRAVARAN tu estado, (si tienes poco ácido y le metes una bomba alcalina, aún será peor el remedio que la enfermedad, puesto que los alimentos necesitan un medio muy ácido para poder ser digeridos y, al no tenerlo, quedarán a medio digerir, con lo que empiezan los problemas de digestiones lentas). Consulta con tu médico antes de tomarte nada por tu cuenta.

RECUERDA: los antiácidos INTERFIEREN LA ABSORCIÓN INTESTINAL DEL FÓSFORO Y DEL CALCIO, como aparece en los prospectos de los medicamentos, hecho de por sí tremendamente grave, puesto que sin calcio y fósforo no podemos pensar con claridad (además de provocarnos osteoporosis y osteomalacia).

MEDICAMENTOS QUE "SABEN MEJOR"

Algunos medicamentos llevan edulcorantes artificiales para endulzar su sabor amargo. Pero es que además contienen aspartamo, uno de los peores edulcorantes artificiales (NAS) que existen.

Los llamados NAS (Non-caloric Artificial Sweeteners) han sido y son motivo de polémica desde que un reportaje en la prestigiosa revista Nature los relacionó directamente con la intolerancia a la glucosa al alterar la microbiota en el estómago y como antesala de la diabetes tipo 2, y otras alteraciones metabólicas, como cáncer en roedores.

El aspartamo es 220 veces más dulce que el azúcar. Es una combinación de dos aminoácidos, fenilalanina y ácido aspártico, junto con metanol.

En Islandia el aspartamo está prohibido y en Canadá la ley advierte en los productos que incluyen el E-591 (aspartamo), que dicho producto puede provocar cáncer.

Este peligroso elemento está presente por todas partes en nuestra vida cotidiana. En España se vende directamente como edulcorante en los lineales del supermercado (Mercadona, por ejemplo), o es incluido en los refrescos de colas zeros, o en los medicamentos con mal sabor, o en la mayoría de productos que incluyen en sus etiquetas la leyenda "libre de azúcares".

El Dr. H. J. Roberts especialista en diabetes y aspartamo, en el libro “Defense against Alzheimer’s disease”, asegura que acelera la enfermedad de Alzheimer en mujeres de 30 años.

Y el centro médico de investigación independiente Ramazzini Institute opina del aspartamo lo siguiente:

"El aspartamo induce linfomas y leucemias en ratas de laboratorio" - Morando Soffritti y Fiorella Belpoggi

Un artículo de la Revista de Nutrición Aplicada, nº 36 en 1984 asoció el aspartamo con la ceguera debida a la acción del formaldehído en la retina del ojo.

Pero eso no es todo.

RECORDEMOS QUE LOS ANTIÁCIDOS CONTIENEN ALUMINIO

TIPOS DE ANTIÁCIDOS:


Los propiamente antiácidos, (tipo Almax Forte, contienen sales de aluminio o magnesio). Claramente los peores para la salud por la inclusión de aluminio (un neurotóxico) en su composición.

Otro tipo de antiácidos son los bloqueadores/inhibidores antagonistas de H2-Histamina. Ejemplo: la Famotidina. Se utiliza para la ERGE, (Gastro Enfermedad de Reflujo Esofágico), y también para cualquier condición que casue la producción excesiva de ácido desde el estómago. Hay quien lo utiliza también para tratamiento a corto plazo de úlceras de estómago, al disminuir los niveles de acidez. Su uso continuado en el tiempo, baja los niveles de Vitamina B12 un 25%.

Luego están los inhibidores de bomba de protones tipo Omeprazol (Prilosec) y Ranitidina con receta médica y que cada vez son más consumidos de forma regular por la gente. Se utilizan para reducir las molestias ocasionadas por el reflujo gastroesofágico, o las úlceras causadas por la Helicobacter Pylori.

Pero todos ellos también son usados por personas que consumen mucho alcohol para evitar los efectos de la resaca, ya sean jóvenes o alcohólicos de bajo perfil. Su uso continuado por más de dos años puede conducir al déficit crónico de Vitamina B12, a daño neurológico y por último, demencia.

SI EL PROBLEMA SE CRONIFICA, ACUDE A UN ESPECIALISTA

Pues bién, todos ellos se pueden tomar como máximo durante 4 meses, 14 días seguidos (con uno de descanso), pero... ¿quién lo hace así?.

La costumbre es automedicarse, y más y mejor si además lo que "tanto bien nos hace" puede adquirirse sin receta.

Según la IARC, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, el aluminio es cancerígeno y neurotóxico (provoca alzhéimer y demencias seniles, además de diversos tipos de cáncer, como el cáncer de pecho si se abusa del desodorante).

Algunos cánceres de estómago se han relacionado con la toma cronificada (abuso por costumbre) de medicamentos ocasionales con aluminio en su composición, usados para apaciguar ardor de estómago o reflujo.

Un gesto inconsciente y que por repetitivo nos parece banal, puede llevarte a la tumba. Lo suyo es ir a un médico y descubrir la razón de tu reflujo, y si te receta antiácidos, visita a un gastroenterólogo colegiado.

“Hay pruebas suficientes en humanos para demostrar la carcinogenicidad de las exposiciones ocupacionales durante la producción de aluminio. Las exposiciones ocupacionales durante la fabricación de aluminio causan la producción de cáncer de vejiga y de pulmón.”

Aquí tienes una lista de medicamentos que según New York University Medical Center, contienen grandes cantidades de aluminio:

  • ANTIÁCIDOS: Almax Forte (ver prospecto), Milanta, Maalox, Gelosil, Riopan, Rolaids y Ampholojel (lista del National Advertised Products). Ellos no mienten, lo ponen en los prospectos, eres tú quien hace un mal uso, cronificando su consumo. En caso de duda, consulta el prospecto o pregunta al farmacéutico.
  • MEDICAMENTOS CONTRA LA ARTRITIS: sobretodo los anti-inflamatorios.
  • ANTI-TRANSPIRANTES: los desodorantes, sobre todo los que no dejan marca en la ropa.
  • DIALISATO (la solución de químicos usada en la diálisis).
  • SOLUCIONES TPN (nutrición parenteral total).
  • MEDICAMENTOS INMUNIZADORES

Por otra parte, la investigadora Erika Jensen-Jarolim la cual lidera un equipo que lucha contra las nuevas alergias explica que durante el embarazo, el diafragma queda en posición alta y provoca acidez estomacal, eso lleva a las embarazadas a apaciguar esa molestia con antiácidos, y ésta es la conclusión de su estudio:

" Los antiácidos con una base de hidróxido de aluminio como sustancia activa, que toma la mujer embarazada, (incluso sin receta) afectarán su salud y la del niño aún no nacido”

Dr. Erika Jensen Jarolim – Referente mundial en Patofisiología, alergiología e Inmunología/p>

Si tienes molestias de forma permanente, el fenogreco te puede ir muy bien, así como el bicarbonato de toda la vida, eso si usado de forma puntual.

Pero por otra parte, si tomas más alimentos alcalinos (vegetales, frutas y legumbres) acompañados de AGUA (si la aburrida agua) y menos carne, lácteos (leche, queso), alcohol diario, embutidos, encurtidos en vinagre, salsa de soja, y refrescos, verás como por arte de magia, esas molestias desaparecen.

Será duro, pero en algún momento tendrás que escoger entre lo que te gusta y lo que te conviene.

PELIGROS FÍSICOS DEL ALUMINIO

PELIGROS NEUROLÓGICOS DEL ALUMINIO

LOS MÚLTIPLES BENEFICIOS DE UNA DIETA ALCALINA

LAS 3 CAUSAS PRINCIPALES QUE PROVOCAN UNA ENFERMEDAD

Volver a los artículos de Tóxicos por la boca
Comentarios de los usuarios 

No hay comentarios todavía

Danos tu opinión sobre este artículo

Debes estar registrado para poder comentar