FELITIA es una plataforma que
te ayuda a ser más feliz
equilibrando tus cuatro cuerpos
Login
Mi cesta ( 0 ) vacío

Ningún producto

Envío gratuito! transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (tasas incluídas)
Total envío: (sin IVA) Envío gratuito!
Total (tasas incluídas)
Continuar la compra Ir a la caja

3 PELIGROS DE LOS ROBOTS SEXUALES


muñecas sexuales y sus peligrosEn el artículo sobre las muñecas sexuales "high tech", vimos que existe un mercado para los muñecos sexuales de alta gama.

Las muñecas y muñecos destinados al consumo sexual han evolucionado mucho desde los típicos modelos "despedida de soltero" que todos conocíamos.

Ahora se mueven y hablan contigo.



Existen todo tipo de muñecas/muñecos sexuales. Desde las hiperrealistas, (anatómicamente perfectas y totalmente personalizables desde 2.000€ hasta 7.000€), hasta las que poseen capacidad de moverse, o de comunicarse e interactuar con el usuari@ (a partir de 12.000 US$)

Vienen a llenar un mercado de productos para personas que debido a sus condiciones de vida o convicciones personales, no pueden o no quieren tener relaciones sexuales con seres humanos.



Están destinados a un público compuesto de todo tipo de personas:

- Personas discapacitadas sin posibilidad de desplazarse o de tener compañer@s sexuales.
- Seres humanos con poca o nula posibilidad de relacionarse socialmente.
- Personas casadas que no mantienen relaciones sexuales con sus parejas.
- Personas que no desean mantener una relación de pareja con otros humanos.
- Personas que creen que ser clientes del mercado de la prostitución no es una opción válida para ell@s (ya sea por motivos religiosos, económicos, o sanitarios).

Algunos de estos muñecos antropomorfos destinados a consumo sexual de alta gama, poseen una IA (Inteligencia Artificial) básica, y además pueden comunicarse mediante un altavoz que, aunque suene artificial, hará las veces de aparato fonador humano, permitiendo cierta interactuación.

Esta inteligencia artificial memoriza datos para poder establecer interactuaciones complejas utilizando conversaciones previas entre muñeco y usuari@.

Otras imitan de forma realista a actrices o actores de Hollywood como Scarlett Johansson (en la foto que abre el artículo) o la misma Angelina Jolie.


En cambio, otros muñecos imitan a menores de edad de forma hiperrealista, y aunque sus fabricantes se escudan en que no están anatómicamente dotados para tener relaciones sexuales con ellos, muchos los utilizan para tal fin.

 McMullen el propietario de la empresa RealDoll declara que algunos propietarios de muñecas hiperrealistas llamadas REALBOTIX han realizado gestiones notariales para dejar por escrito el futuro de sus "novias de silicona" en caso de su muerte, llegando a nombrarlas herederas universales de todos sus bienes.

¿EL FUTURO DEL SEXO?

Este es el aspecto del nuevo robot sexual denominado Harmony 2.0. El software que lleva implementado le permite hablar y comportarse de forma coherente, pudiendo recordar conversaciones y así poder utilizar los datos para enamorar a su propietario.


Pero lo cierto es que el uso continuado en el tiempo de muñecos hiperrealistas puede provocar consecuencias en la personalidad del usuario.

Veamos unos cuantos.

PELIGRO 1:

LA COSIFICACIÓN DE LA MUJER

Por "cosificación" se entiende no ver a las personas como individuos libres y con capacidad de raciocinio, sino solamente como sujetos pasivos susceptibles de ser "usados" sexualmente, (muchas veces independientemente de su propia opinión al respecto).

Evidentemente a nadie se le escapa que las violaciones y los abusos sexuales, responden a este fenómeno.

El egoísmo psicópata de muchos hombres intenta despersonalizar a sus víctimas para utilizarlas en su beneficio sin remordimientos, y la incomprensión y en muchos casos, misoginia, de la sociedad, a través de sus representantes políticos, judiciales y religiosos, no ayuda a que este fenómeno desaparezca.

El fenómeno de la cosificación no afecta solamente a quien lo padece, sino que afecta a toda la sociedad.

Para las mujeres, sentirse solamente un cuerpo deseable, termina ocasionando depresión, ansiedad y vergüenza en muchas de ellas que ven como el resto de sus capacidades intelectuales y emocionales se ven ninguneadas y solapadas por la apariencia física externa.

Con lo que en muchos casos se genera autoestima negativa. En este tema, denigrar a un ser humano es denigrar a todos los seres humanos.

muñecas sexuales en nuestra sociedad"Es algo que provoca ansiedad, a veces incluso es peligroso, ser una muñeca. Las muñecas no pueden elegir; solo pueden ser elegidas; ellas no pueden 'hacer'; solo pueden dejarse hacer" 

Margaret Rumer Godden

En casos extremos, la utilización de muñecas sexuales puede afectar la forma en que el individuo encara las relaciones sociales en general y las sexuales en particular. La resistencia a aceptar un no por respuesta o los impulsos agresivos en la gestión del conflicto con los demás, pueden dispararse, al no considerar al resto de la sociedad personas libres, sino piezas de un ajedrez en el que el afectado juega su partida y las cuales deben ponerse a su servicio.

Una vez empieza a usarse una muñeca sexual para propia autosatisfacción, las relaciones sociales plenas con otras personas humanas se hacen cada vez más y más difíciles.

"Ahora se gasta más dinero en hacer estas cosas que pensar en las ramificaciones éticas y sociales. Ya sabemos que el porno brinda una aterradora reflexión sobre cómo la sociedad ve a las mujeres, lo que puede manifestarse en la vida real"

PELIGRO 2:

AUMENTO DE LOS MALTRATOS FÍSICOS

Una consecuencia lógica de la impunidad de interactuar con una muñeca de tamaño real en la intimidad, será la paulatina tendencia en algunos seres humanos de abusar físicamente de los muñecos sexuales, incorporando la violencia en la relación.

No todos los usuarios tratarán con amor y respeto a su adquisición. La violencia física contra muñecas con Inteligencia Artificial añadirá una componente morbosa a toda una generación que ha crecido interactuando con la IA en los bots de los videojuegos violentos como Gran Thief Auto, o tantos otros.

Estos juegos utilizan la violencia extrema y gratuita de forma indiscriminada, siendo las mujeres las potenciales receptoras de este tipo de violencia.

"Será misión de los psicólogos y psiquiatras analizar el nivel de peligrosidad social del individuo afectado que irá en función de la capacidad de discernir entre la relación con su muñeca en un entorno controlado, y la relación diaria con personas de su entorno laboral, o social."

Pero también sería conveniente que las asociaciones profesionales de psiquiatría realizaran informes para los gobiernos analizando las consecuencias que, para un futuro no muy lejano, reportará la utilización de verdaderos esclavos sexuales en forma de muñecos de silicona de todos los tamaños y aspectos.

Analicemos uno de los peligros más inquietantes del fenómeno de los muñecos sexuales.

PELIGRO 3:

AUMENTO DE LA PEDOFÍLIA

Desde hace 10 años, una compañía japonesa está produciendo y comercializando muñecos hiperrealísticos y anatómicamente perfectos con apariencia de menores de edad. Su finalidad no es otra que ser utilizados como instrumentos de placer lúdico-sexual, aunque la misma empresa lo niega.

El objetivo de la empresa pretendidamente es contener la posibilidad de que los hombres (sobre todo en Japón) abusen físicamente de personas reales debido a la avalancha de consumo pornográfico y de manga hentai que tiene como objetivo adolescentes cada vez más aniñadas.

"Ser un pedófilo es vivir con una máscara puesta [...] yo ayudo a gente a expresar sus deseos legal y éticamente"

Esta sentencia del propietario de la empresa (autoproclamado pedófilo él mismo) justifica la fabricación en cadena de todo tipo de muñecas a tamaño real con apariencia de niñas de edades comprendidas entre los 6 y los 15 años.

En este caso, omitiremos el nombre de las empresas suministradoras para no hacer publicidad. De momento son legales en algunos países debido a vacíos legales, aunque están prohibidos en otros (Inglaterra, Australia, Corea del Norte, Corea del Sur, China, Israel, y todo el medio oriente excepto Kuwait), y son objeto de incautaciones en aeropuertos y puertos internacionales de todo el mundo.

En muchos países la legislación contempla la posibilidad de detener y encarcelar a las personas a las que se les intercepta un envío de estas características.

 "En muchas fronteras está aumentando la detección precoz de este tipo de comercio. Cualquier representación de violencia sexual contra menores debe ser perseguida, y esto por ejemplo en Reino Unido incluye "cualquier representación 3D que pueda ser utilizada con fines sexuales"

En Inglaterra existe el "Crown Prosecution Service" (CPS), (Servicio de Procesamiento de la Corona), ha emitido nuevas guías legales para ayudar a presentar cargos contra los importadores de este tipo de productos, y encarcelarlos hasta por siete años. Desde septiembre de 2016 hasta marzo de 2019, un total de 230 presuntos muñecos sexuales con forma de niños han sido incautados por la Fuerza Fronteriza y puestos a disposición de la policia.


Greg McGill, el director de servicios legales del CPS, dijo:

"Hay un claro interés público en disuadir a quienes sostienen el mercado de las muñecas sexuales obscenas de niños, y el CPS desea aclarar que su venta o importación es un delito grave"

Mucho nos tememos que otras legislaciones de otros países no estén tan al día de los vacíos legales que permiten exportar este tipo de "juguete sexual".

Pero, ¿por qué utilizar muñecos de niñas y niños es peligroso tanto para el que lo utiliza como para la sociedad?

En palabras del psicólogo doctor Michael Seto de la Universidad de Toronto:

"Existen dos tipos de pedófilos, para algunos, el acceso a la pornografía infantil artificial o a las muñecas sexuales para niños podría ser una salida más segura para sus impulsos sexuales, reduciendo la probabilidad de que busquen pornografía infantil o relaciones sexuales con niños reales" "Para otros, tener estos sustitutos podría agravar su sensación de frustración".

Esto en la práctica supone que a los poseedores de muñecas infantiles del segundo grupo puede representar para ellos una "conducta de refuerzo", de su actual patología.

De la misma manera que si eres racista, tener un muñeco de una persona de color para poder pegarle no va a calmar tu racismo, para algunos pedófilos practicar a menudo sexo con algo de apariencia infantil, no saciará su sed de extrapolar su comportamiento en el mundo real.

Con lo que entramos en un bucle que se retroalimenta de forma peligrosa. ¿Y si dichos enfermos se cansan de interactuar con su muñeco y quieren dar un salto evolutivo a su adicción al sexo con menores después de practicar con muñecos?. A quien debemos ir luego a quejarnos, ¿A la compañía?, ¿Al gobierno del Japón que no prohibió su comercialización?, ¿A nuestros gobiernos que permitieron por inacción su distribución legal?.

"No hay ambigüedad en que están diseñados para representar a niños, y que su propósito es estimular el sexo", agregó un portavoz. "Tenemos una preocupación seria de que los adultos que usan muñecas sexuales se vuelvan insensibles, y que su comportamiento se vuelva normal hasta el punto en que puedan dañar a los niños".

El asunto adquiere tintes surrealistas cuando el mismo propietario reconoce que los materiales con los que se fabrican las muñecas están realizados con un conocido material cancerígeno. Como muchos materiales polímeros de hoy en día contienen ftalatos que van acumulándose en el organismo.


El mal ya está hecho y nadie lo ha evitado. El asunto es tan serio que en Australia ya han interceptado decenas de estas muñecas pedófilas y eso puede acarrearle males mayores al comprador.


Una portavoz del Departamento de Inmigración y Protección Fronteriza de Australia, comentó que la posesión de "muñecas infantiles anatómicamente correctas" era una ofensa, ya que se consideraba material de explotación infantil.

Las sanciones por importar muñecas en Australia conllevan multas de hasta 450,000$ y 10 años de prisión. Ya se ha empezado a detener gente por posesión de muñecos sexuales con forma de menores de edad. Las condenas más comunes en este momento en Australia son a 2 años de prisión.

En la sociedad japonesa, básicamente sintoísta, se cree que todo lo que tiene forma humana tiene vida propia. Y que los sentimientos y pensamientos nutren esos objetos si se los proyectamos con suficiente fuerza.

"Las muñecas son espejos, - cuenta el propietario de la empresa Abyss  - reflejan el 'verdadero ser' del propietario"


FUENTES:

DAILY MAIL : Does playing with Barbie increase the risk of eating disorders?

ROC MORIN: THE ATLANTIC.COM& Can Child Dolls Keep Pedophiles from Offending?


MI PAREJA ES UN ROBOT: EL TERRORÍFICO FUTURO QUE NOS ESPERA

¿ES MI PAREJA UN MALTRATADOR?: LOS RASGOS MÁS TÍPICOS

'LA WIFI DE DIOS', la sexualidad más práctica y sagrada.

Volver a los artículos de LA SOCIEDAD Y EL SEXO